NO ESTOY GORDITA

¡¡Estoy embarazada!!

La belleza de una mamá esperando la llegada de su bebé debe ser fotografiada de manera que la imagen hable por sí sola. Recuerda que el embarazo no requiere nada, solo estar presente. Como fotógrafa siento la responsabilidad de ayudar a las futuras mamás a sentirse cómodas y que vean en la desnudez de sus cuerpos el abrigo de sus bebés.

Puede ser que te sientas cansada, con náuseas, dolor… pero el embarazo, es sin lugar a dudas una etapa mágica y única en nuestras vidas. No hay cuerpo más bonito que el que la naturaleza transforma. Te sientes diferente, dispersa, feliz… A cuantas de nosotras nos gustaría ponernos en la piel de una embarazada. Déjame captar y reflejar este momento de intimidad, su belleza, su feminidad…, y presumir de tu vientre, ya sea en el estudio, en una habitación de un hotel, en un spa, bajo el agua… Tú decides. Hagamos de ese momento tan especial un recuerdo de por vida, del que tus hijos podrán disfrutar al ver la foto de su madre embarazada mientras crecían dentro de ella. Seguro que con el paso del tiempo, las capturas de estas imágenes te ayudarán a recordar la feliz sensación de estar embarazada, de transportarte a aquel lugar y recordar como tu pareja acariciaba dulcemente tu vientre, abrazándolo, besándolo…

Para las fotografías de embarazo podéis traer algún detallito del futuro bebé, (chupete, peluche, patucos…). El día de la sesión es conveniente no utilizar ropa ajustada, así evitaremos posibles marcas en la piel. El periodo adecuado para  realizar las fotografías de embarazo es entre el séptimo y octavo mes de gestación.

Joana Peláez

Call Now Button
error: Joana dice que no
Abrir chat